martes, 8 de agosto de 2017

¿Dormir menos hace que se tenga un peor estado de salud?

Los adultos que dormían solo seis horas por noche tenían unas cinturas más anchas, encontró un estudio.

Resultado de imagen para Dormir menos hace que se tenga un peor estado de salud?

Otra noticia que provoca insomnio: dormir mal podría aumentar el riesgo de sobrepeso y obesidad, plantea un nuevo estudio.

"Dado que encontramos que los adultos que reportaban dormir menos que sus pares eran más propensos a tener sobrepeso o a ser obesos, nuestros hallazgos resaltan la importancia de dormir lo suficiente", dijo la investigadora principal del estudio, Laura Hardie, de la Universidad de Leeds, en Inglaterra.

"La cantidad de sueño que se necesita varía de una persona a otra, pero el consenso actual es que lo mejor para la mayoría de los adultos es de siete a nueve horas", dijo Hardie en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, el equipo de investigación observó a más de 1,600 adultos de Reino Unido. Los participantes reportaron cuánto dormían y mantuvieron registros de lo que comían. También proveyeron muestras de sangre y se midió su peso, la circunferencia de la cintura y la presión arterial.

Las cinturas de los que dormían un promedio de seis horas por noche tenían más de una pulgada (2.4 centímetros) más de ancho que las de los que dormían nueve horas por noche, mostraron los hallazgos.

Las personas que dormían menos también pesaban más, y tenían unos niveles reducidos de colesterol HDL "bueno" en la sangre, lo que puede provocar problemas de salud, según los autores del estudio.

Pero los investigadores no encontraron un vínculo entre dormir menos y una dieta menos saludable.

El estudio fue publicado en línea en la edición del 27 de julio de la revista PLoS One.

Según el coautor del estudio, Greg Potter, "la cantidad de personas con obesidad en todo el mundo se ha multiplicado por más de dos desde 1980. La obesidad contribuye al desarrollo de muchas enfermedades, sobre todo de la diabetes tipo 2. Comprender por qué la gente aumenta de peso tiene implicaciones esenciales para la salud pública".

El estudio no establece una relación causal directa entre dormir menos y el aumento de peso. Pero los hallazgos amplían las crecientes evidencias sobre el vínculo entre el sueño y la salud, dijeron los investigadores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTE: University of Leeds, news release, July 27, 2017

¿Y si aparecen las temidas anginas qué hago?

Cuando se inflaman las amígdalas aparecen las conocidas “anginas”, una dolencia que provoca dolor en la garganta y es responsable de aproximadamente cuatro millones de consultas médicas anuales en España. Las amigdalitis suelen estar causadas por virus en alrededor del 60% de las ocasiones y por bacterias en el 40% restante.

¿Y si aparecen las temidas anginas qué hago?

El principal factor de riesgo es la cercanía a un paciente que está contagiado. “La forma más frecuente de transmisión es por un contagio al toser, estornudar o simplemente al hablar”, explica el doctor Francisco Javier Cervera Paz, especialista del Departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra. El doctor explica que si la infección está causada por un virus, produce inflamación de las amígdalas con dolor de garganta, voz gangosa, úlceras en la boca, febrícula, tos, mucosidad nasal, además de malestar general (síntomas como de un “catarro con dolor de garganta”). Sin embargo, si la enfermedad está provocada por una bacteria, la fiebre suele ser más alta (más de 38.5º), el malestar general y el dolor local más pronunciados, las amígdalas suelen tener exudación (“placas” blanquecinas), y los ganglios del cuello se inflaman de forma más llamativa.

Pero, ¿hay que acudir al médico?

“Es aconsejable acudir a una consulta cuando el paciente sea de corta edad, tenga síntomas clínicos muy pronunciados, padezca una enfermedad de base mal controlada (diabéticos, inmunodeprimidos…), haya realizado un tratamiento sintomático de tres o cuatro días sin mejoría, o presente algún síntoma de gravedad (convulsiones por la fiebre, dificultad respiratoria, sangrado por la boca…)”, explica.
Las amigdalitis deben tratarse con reposo mientras dura la fiebre, buena hidratación y medicación analgésica, antitérmica y antiinflamatoria. Hay pacientes que no precisan tratamiento antibiótico (los que tienen síntomas de una infección vírica típica: mucosidad, tos, úlceras orales, ronquera…).

Por el contrario, los pacientes que tienen tres o cuatro de los síntomas clínicos de infección bacteriana deben tratarse con antibióticos, o en los que se tiene un diagnóstico certero mediante pruebas específicas.

¿Cuándo es necesario operar?


La extirpación de las amígdalas o amigdalectomía es aconsejable cuando los episodios de amigdalitis son tan frecuentes o graves que llegan a afectar a la salud general del niño, llegando a interferir en sus actividades cotidianas.

Por ejemplo, hay niños que tienen episodios de fiebre o convulsiones de forma repetida. Además, en ocasiones, las amígdalas son tan grandes que les dificultan de forma importante la respiración o la deglución, causándoles trastornos del crecimiento o del sueño. Si las vegetaciones sufren infecciones repetidas o son tan grandes que obstruyen la parte posterior de las fosas nasales o dificultan la ventilación de los oídos, pueden extirparse simultáneamente para evitar estas consecuencias. “La amigdalectomía es un procedimiento muy seguro, con muy pocas complicaciones. Se realiza mediante cirugía ambulatoria (de corta estancia) y los pacientes se recuperan en pocos días”, asegura.

abc.es

Determinan una amenaza para la salud aún más peligrosa que la obesidad

Se estima que cerca de 42,6 millones de adultos mayores de 45 años en EE.UU. sufren de este problema.

Determinan una amenaza para la salud aún más peligrosa que la obesidad

Científicos estadounidenses han encontrado que el aislamiento social y la soledad podrían ser una mayor amenaza para la salud pública que la obesidad. El estudio, presentado en la 125.º Convención Anual de la Asociación Americana de Psicología y publicado en el portal EurekAlert, advierte de que el impacto de estos problemas no solo ha estado creciendo en los últimos años, sino que también seguirá aumentando en el futuro.

De acuerdo con Julianne Holt-Lunstad, profesora de la Universidad Brigham Young en EE.UU., "estar conectado con otros socialmente se considera ampliamente como una necesidad humana fundamental y crucial para el bienestar y la supervivencia". Según sus estimaciones, "una parte cada vez mayor de la población de EE.UU. experimenta actualmente aislamiento de manera regular".

Los investigadores estiman que cerca del 42,6 millones de los adultos mayores de 45 años en EE.UU. sufren de soledad crónica. En este contexto, los datos recientes del censo en el país mostraron que más de una cuarta parte de la población vive sola, mientras que más de la mitad de la población no está casada.

Julianne Holt-Lunstad reveló que, según los datos obtenidos en resultado de dos metanálisis, una mayor conexión social se asocia con un 50% menos de riesgo de muerte prematura. Asimismo, se determinó que el aislamiento social y la soledad aumentan el riesgo de muerte prematura igual o más que otros factores ampliamente aceptados, incluida la obesidad.

El consumo moderado de alcohol protege frente a la diabetes

Tomar siete o más vasos de vino tinto semanales reduce en hasta un 25-30% el riesgo de desarrollo de diabetes tanto en mujeres como en varones
El consumo moderado de alcohol protege frente a la diabetes

El consumo excesivo de alcohol, no cabe ninguna duda, es muy prejudicial para la salud. No en vano, este abuso del alcohol, tal y como alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS), supone una de las primeras cuasas globales de enfermedad, discapacidad y muerte. Pero, ¿qué ocurre cuando este consumo es leve o moderado? Pues depende del estudio que se mire. Así, por ejemplo, parece que tomar uno o dos vasos diarios de vino tinto no es bueno ni para nuestra cognición ni para nuestros corazones, pero sí para la salud de nuestras arterias. Y asimismo, según muestra un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad del Sur de Dinamarca en Odense (Dinamarca), parece que el consumo moderado de alcohol ayuda a reducir nuestro riesgo de diabetes.

Como explica Janne Tolstrup, directora de esta investigación publicada en la revista «Diabetologia», «nuestros resultados sugieren que la frecuencia del consumo de alcohol se asocia con el riesgo de desarrollo de diabetes y que beber alcohol entre tres y cuatro días a la semana conlleva el menor riesgo de aparición de este enfermedad, incluso después de haber tenido en cuenta el consumo medio semanal».

Moderado, que no excesivo

Para llevar a cabo el estudio, los autores siguieron durante un promedio de 4,9 años la evolución de 70.551 adultos sin diabetes que habían respondido a distintos cuestionarios sobre su consumo de alcohol con motivo de su participación en la Encuesta para el Examen de la Salud de Dinamarca 2007-2008 (DAHNES).

Los participantes fueron divididos en función de sus patrones de consumo –abstemios, tanto vitalicios como recientes, para así reducir el sesgo derivado de la ‘decisión’ de abandonar todo consumo de alcohol como consecuencia de un problema de salud; consumo de alcohol 1-2 días a la semana; consumo 3-4 días por semana; y consumo 5-7 días a la semana– y de si bebían o no este alcohol en atracones –esto es, cinco o más bebidas de una sentada– y con qué periodicidad.

Concluido el seguimiento, 1.746 participantes –887 mujeres y 859 varones– desarrollaron diabetes. Y de acuerdo con los resultados, las mujeres cuyo consumo promedio se estableció en nueve semanales presentaron un riesgo de diabetes hasta un 58% inferior que aquellas que no bebían alcohol. Una disminución de la probabilidad de padecer la enfermedad frente a los abstemios que en los varones se estableció en un 43% en caso de un consumo de 14 bebidas semanales.

Es más; por lo que respecta a la frecuencia de consumo, el menor riesgo de diabetes se observó en el grupo de participantes que tomaban de tres a cuatro bebidas semanales, lo que supuso una reducción del riesgo frente a los abstemios del 32% en el caso de las mujeres y del 27% en el de los varones.

Y llegados a este punto, ¿qué sucedió con el consumo en atracones? ¿También tiene un efecto protector frente a la diabetes? Pues la verdad es que no se sabe, dado que el número de participantes que reconocieron encuadrarse en este patrón de consumo fue mínimo y, por tanto, no se pudo extraer ninguna conclusión.

Mejor vino tinto

En definitiva, parece que el consumo moderado de alcohol protege frente a la diabetes. Un efecto beneficioso que además es independiente de, entre otros factores, la edad, el peso corporal, el nivel educativo, el hábito tabáquico, la hipertensión arterial y los patrones dietéticos.

Pero, ¿qué son estas 3-4 ‘bebidas semanales’? ¿Todos las bebidas tienen el mismo efecto, hasta el punto de que da igual beber vino o whisky? Pues no. Como indican los autores, «en relación con los tipos de bebida, el consumo moderado-elevado de vino se asoció con el menor riesgo de diabetes. Un resultado en consonancia con lo observado en otros estudios y que puede explicarse por un efecto beneficioso de los polifenoles sobre el azúcar en sangre, lo que confiere un efecto potencialmente protector sobre todo al vino tinto».

Concretamente, las mujeres y varones que tomaron siete o más vasos de vino tinto semanales tuvieron un riesgo un 25-30% menor de diabetes que aquellos que bebieron menos de un vaso a la semana. Una disminución del riesgo que, asimismo y en el caso de los varones, se estableció en un 21% en caso de consumir de una a seis cervezas semanales frente a la toma de menos de una cerveza. Por el contrario, la toma de siete o más bebidas espirituosas a la semana conllevó un incremento de un 83% en el riesgo de aparición de la enfermedad en mujeres.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Muchos médicos de atención primaria pueden estar pasando por alto la prediabetes

Menos de 1 de cada 10 encuestados señaló todos los factores de riesgo identificados por la Asociación Americana de la Diabetes

Resultado de imagen para Muchos médicos de atención primaria pueden estar pasando por alto la prediabetes

La mayoría de los médicos de atención primaria no puede identificar los 11 factores de riesgo de la prediabetes, según una nueva encuesta de tamaño reducido.

Los investigadores de la Universidad de Johns Hopkins dijeron que sus hallazgos deberían animar a los médicos a averiguar más sobre esta afección, que afecta a un estimado de 86 millones de adultos en Estados Unidos, y que podría llevar finalmente a la diabetes tipo 2.

"Creemos que los hallazgos son una llamada de alerta para que todos los médicos de atención primaria reconozcan mejor los factores de riesgo de la prediabetes, que es un problema importante de salud pública", dijo la primera autora de este estudio, la Dra. Eva Tseng, en un comunicado de prensa de la universidad. Tseng es profesora en la Facultad de Medicina de la Hopkins.

Se estima que un 90 por ciento de las personas con prediabetes no son conscientes de que tienen la afección, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA) explica que los cambios en la dieta, el ejercicio y ciertos medicamentos pueden ayudar a evitar que las personas con prediabetes acaben teniendo diabetes tipo 2.

Para investigar por qué tantas personas con prediabetes se quedan sin diagnosticar, los investigadores pidieron a médicos de atención primaria que acudieron a un retiro médico que rellenaran una encuesta para poner a prueba sus conocimientos sobre los factores de riesgo clave de la afección.

La ADA tiene directrices que mencionan un total de 11 factores de riesgo concretos que determinan si un paciente debería hacer las pruebas de la prediabetes. Incluyen la inactividad física, un familiar de primer grado con diabetes, hipertensión, y antecedentes de enfermedad cardiaca.

Un total de 140 médicos realizaron la encuesta. Casi un tercio de los encuestados no estaban familiarizados con las directrices sobre la prediabetes de la ADA. Solo el 6 por ciento pudieron identificar los 11 factores de riesgo. En promedio, los médicos pudieron identificar correctamente solo 8 de las señales de advertencia.

Los médicos también tuvieron que identificar el rango de resultados saludables en las pruebas de la glucosa usados para el diagnóstico de la prediabetes, además de las recomendaciones sobre la pérdida de peso y la actividad física para las personas con dicha afección.

Solo el 17 por ciento identificaron los valores correctos de la glucosa en ayunas y de otra medida clave de la glucosa, conocida como HbA1c, que se usan para diagnosticar la prediabetes, indicaron los autores del estudio.

Solo el 11 por ciento de los médicos dijeron que remitirían a un paciente a un programa conductual de pérdida de peso, aunque eso es lo que recomienda la ADA. Pero el 96 por ciento eligió ofrecer consejería sobre la dieta y la actividad física.

La mayoría de los médicos dijeron que no recetarían metformina para la prediabetes. Pero en 2017, la ADA recomendó que se pensara en la posibilidad de recetar la metformina a los pacientes con prediabetes que no reduzcan su riesgo de diabetes solo mediante los cambios en el estilo de vida.

"Los médicos de atención primaria juegan un papel vital en la evaluación y la identificación de los pacientes en riesgo de desarrollar diabetes. Este estudio enfatiza la importancia de aumentar el conocimiento de los profesionales y la disponibilidad de los recursos que ayuden a los pacientes a reducir el riesgo de diabetes", dijo la autora principal del estudio, la Dra. Nisa Maruthur, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins.

Los resultados se publicaron recientemente en la revista Journal of General Internal Medicine.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, July 20, 2017

Según un estudio, la aspirina es segura para los pacientes con insuficiencia cardiaca

Un ensayo de gran tamaño la comparó con la warfarina, y encontró que la aspirina no se relacionó con más hospitalizaciones ni muertes.

(HealthDay News) -- Algunas investigaciones han planteado inquietudes sobre la seguridad de la aspirina para los pacientes con insuficiencia cardiaca. Pero un nuevo estudio parece ofrecer cierto consuelo.

El estudio, de más de 2,300 pacientes, encontró que los que tomaban una aspirina diaria no tenían un riesgo más alto de ser hospitalizados por, ni de morir de, insuficiencia cardiaca.

Ha habido preocupación porque, en teoría, la aspirina podría interferir con los beneficios de ciertos fármacos para la insuficiencia cardiaca, explicó el Dr. Shunichi Homma, investigador principal del estudio.

Además, dos estudios anteriores vincularon el uso de la aspirina con un riesgo más alto de complicaciones de la insuficiencia cardiaca.

Pero el nuevo estudio, que comparó la aspirina con la warfarina, un anticoagulante, fue de mayor tamaño y a más largo plazo: siguió a pacientes en 168 centros en 11 países a lo largo de 10 años.

"Creo que esto debería calmar los temores de que recetar aspirina podría tener un efecto nocivo", dijo Homma, subjefe de cardiología en el Centro Médico Presbiteriano de Nueva York/Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Homma y sus colaboradores reportaron sus hallazgos en la edición en línea del 31 de julio de la revista JACC: Heart Failure.

El Dr. Christopher O'Connor es cardiólogo y editor jefe de la revista.

Se mostró de acuerdo en que los hallazgos son tranquilizadores. En comparación con los estudios anteriores de menor tamaño, "este probablemente se acerque más a la verdad", dijo O'Connor.

O'Connor dijo que cree que los resultados tienen "implicaciones inmediatas" para la atención de la insuficiencia cardiaca.

Cerca de 6 millones de estadounidenses tienen insuficiencia cardiaca, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Se trata de una afección crónica en que el músculo del corazón no puede bombear con suficiente eficiencia como para satisfacer las necesidades del cuerpo. Esto provoca síntomas como fatiga, falta de aire e inflamación de las extremidades.

Con frecuencia, la insuficiencia cardiaca es provocada por daños en el músculo cardiaco por un ataque cardiaco o por la enfermedad de la arteria coronaria. Y en general esos pacientes deben tomar aspirina para limitar el riesgo de un primer ataque cardiaco o uno repetido, señaló O'Connor.

El problema es que existe la preocupación de que la aspirina pueda interferir con los inhibidores de la ECA o con los bloqueadores del receptor de la angiotensina (BRA), dos clases de medicamentos que son clave para la gestión de la insuficiencia cardiaca. Esos medicamentos aumentan unos compuestos llamados prostaglandinas en la sangre, mientras que la aspirina los reduce.

En el nuevo estudio, el equipo de Homma analizó datos de un ensayo clínico en que pacientes con insuficiencia cardiaca se asignaron al azar a tomar aspirina o warfarina, que se usa para prevenir los coágulos sanguíneos.

Los pacientes en el grupo de aspirina tomaron 325 miligramos al día.

A lo largo de 10 años, solo poco más de un 19 por ciento de los pacientes que tomaron aspirina fueron hospitalizados por insuficiencia cardiaca o murieron por causa de la enfermedad. Esto es en comparación con poco menos de un 23 por ciento de los usuarios de warfarina, mostraron los hallazgos.

El equipo de Homma también tomó en cuenta otros factores, como la edad y la gravedad de la enfermedad cardiaca de los pacientes. Al final, no hubo una diferencia estadística entre los dos grupos respecto al riesgo de complicaciones de la insuficiencia cardiaca.

Para O'Connor, la moraleja está clara para los pacientes con insuficiencia cardiaca: "Si toma aspirina para una indicación recomendada por las directrices, siga tomándola", aconsejó.

La aspirina, por supuesto, no carece de riesgos. Puede provocar sangrado en el tracto digestivo, o incluso contribuir a un accidente cerebrovascular hemorrágico.

Los pacientes nunca deben tomar aspirina por su cuenta, sin la orientación de un médico, advirtió Homma.

La Dra. Susan Graham, una cardióloga que también trabajó en el estudio, planteó un punto más amplio: los pacientes del corazón, y en general los adultos mayores, con frecuencia toman muchos fármacos recetados en cualquier momento dado.

"Esto habla sobre la importancia de estudiar las potenciales interacciones entre medicamentos", dijo Graham, profesora de medicina en la Universidad de Buffalo, en Nueva York.

"Debemos estar muy atentos para asegurarnos de estar haciendo lo correcto", dijo.

Homma y algunos de sus colaboradores en el estudio reportaron haber recibido financiación u honorarios de la industria farmacéutica.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Shunichi Homma, M.D., deputy chief, cardiology, New York-Presbyterian/Columbia University Medical Center, New York City; Susan Graham, M.D., professor, medicine, University at Buffalo, Buffalo, N.Y.; Christopher O'Connor, M.D., editor-in-chief, JACC: Heart Failure; July 31, 2017, JACC: Heart Failure, online

Científicos logran producir anticuerpos humanos específicos en laboratorio

Washington, (EFE).- Un grupo de investigadores ha logrado un método para desarrollar rápidamente anticuerpos humanos específicos en el laboratorio que puede ayudar a combatir enfermedades infecciosas y otras como el cáncer, según un artículo divulgado hoy en la revista "Journal of Experimental Medicine".



Este hallazgo podría acelerar la producción de anticuerpos para tratar un amplio espectro de enfermedades y facilitar el desarrollo de nuevas vacunas, indicaron los científicos.

La investigación fue liderada por el doctor argentino Facundo Batista, del Francis Crick Institute de Londres.

"En particular, debería permitir la producción estos anticuerpos en un periodo de tiempo más corto in vitro y sin la necesidad de vacunación o donación de sangre de personas recientemente infectadas", apuntó Batista.

Actualmente, el método de desarrollo de vacunas implica la toma de muestras de la enfermedad y la creación de un antígeno mediante el crecimiento de los virus en células primarias, lo que supone conseguir estas muestras de donantes infectados y aislar luego el antígeno de las células usadas para crearlo.

Los investigadores liderados por Batista han logrado replicar este proceso en el laboratorio al producir anticuerpos específicos de estas células aislados de las muestras de sangre.

Sin embargo, y además del encuentro con un antígeno concreto, las células necesitan una segunda señal para empezar a desarrollar estos anticuerpos, algo que puede conseguirse por pequeños fragmentos de ADN llamados CpG oligonucleótidos, que activan una proteína llamada TLR9.

Para ello, los científicos consiguieron producir anticuerpos específicos gracias al tratamiento de células impregnadas con nanopartículas con CpG oligonucleótidos y el antígeno apropiado en unos pocos días en el laboratorio.

Como consecuencia, el procedimiento no depende de que los donantes hayan sido expuestos a estos antígenos previamente, y se logró como ejemplo generar anticuerpos contra el HIV desde células aisladas por pacientes sin HIV.

¿Beber para olvidar?: Ojo, científicos aseguran que el alcohol mejora la memoria

Los especialistas sostienen que el efecto observado debe ser considerado en conjunto con las conocidas consecuencias negativas para la salud que provoca el alcohol.

Imagen ilustrativa
El alcohol puede ayudar a memorizar la información recibida justo antes de consumirlo, según un nuevo estudio de científicos de la Universidad de Exeter (Reino Unido), citado por la revista 'Nature'. Sin embargo, los autores enfatizan que este beneficio debe ser considerado en conjunto con los comprobados efectos negativos que conlleva esta bebida para la memoria y la salud mental y física.


Durante la investigación, un grupo de 88 voluntarios, de 18 a 53 años, llevaron a cabo una tarea que consistía en memorizar palabras. Tras terminar la prueba, los participantes se dividieron en dos grupos: a unos se les permitió beber cuanto quisieran, mientras que los otros no podían tomar ni una gota de alcohol.


No está claro qué provoca dicho efecto, pero los autores estiman que el alcohol impide el aprendizaje de nueva información y el cerebro tiene más recursos para memorizar los conocimientos obtenidos recientemente.Al día siguiente volvieron a realizar la misma tarea y los científicos registraron que el grupo que había bebido alcohol recordaba más de lo que había aprendido. Una coautora Celia Morgan comentó que los resultados eran mejores entre las personas que habían tomado más alcohol, según un artículo publicado en la página web oficial de la universidad.


Este beneficio ya se había observado en condiciones de laboratorio, sin embargo la reciente investigación lo corrobora en un entorno natural.

SEGURO MEDICO UNICOM LTDA.

"El seguro medico de Concepción para Concepción"

Brinda servicios en las especialidades básicas: Pediatría, Ginecoobstetricia, Clínica Medica, Cirugía y otras.Así mismo cubre medios de diagnosticos como Analisis laboratoriales, radiografías, ecografías, Colposcopia y otros estudios auxiliares.
Con cobertura nacional, pone al cuidado de su salud física y mental, planes especiales para empresas, asociaciones y funcionarios públicos.
ES EL UNICO SEGURO QUE OFRECE COBERTURA EN SALUD MENTAL.

Consulte los diferentes planes al telefax 0331-243179 o llegue a la oficina en Pdte Franco c/ PJC.

DR. RUBEN DARIO CABRAL G.

Especialista en Clínica Médica - Cardiología Clínica Electrocardiogramas - Internaciones

Consultorio Médico: Francisca Bernal No. 260 c/San José . Bo. Inmaculada - Tel. 0331 241009 - Cel. 0971-802172
Horario: Martes Jueves, Viernes y Sabado

También en:
Sanatorio Concepción
Consultorio de UNICOM LTDA.
Atención por Seguros Médicos - UNICOM